Inmortal.jpg

Publicada originalmente en inglés, en 2013, El inmortal vaquero Quigley anticipaba a un tipo de ciudadano estadounidense: el loco blanco que tenía un cierto desprecio por los mexicanos, por el mundo. Un loco que vive encerrado en su mundo anglosajón. Un loco que quiere hacer grande de nuevo a Texas. Quigley no es único. Como Quigley hay millones en los Estados Unidos. Cualquier parecido con la realidad no es mera coincidencia. Brandon Seale, un petrolero texano que vivió y estudió en México, hace un retrato de la mente blanca estadounidense. Un retrato de sonoras carcajadas, eso sí. Divertida y ambiciosa, El inmortal vaquero Quigley cuenta las aventuras de un texano enloquecido, quien decide cruzar la frontera y adentrarse en el peligroso hogar de los bad hombres: México. Quigley, como todo loco, tiene a su lado a un fiel escudero: Chucho, quien lo acompaña en su odisea en el temible vecino del sur. Escrita con un estilo ameno y divertido, la obra es un viaje lleno de variopintos personajes y de bizarras situaciones. Esta novela de Brandon Seale, escritor multifacético, nos confronta y entretiene. Esta es literatura de la que hace reír, pero también reflexionar. Es, en pocas palabras, un great libro.